Lecturas, Reflexiones y Anécdotas

El corcho: Lección sobre docencia

Hace años, un inspector visitó una escuela primaria.

En su recorrida observó algo que le llamó la atención: una maestra estaba atrincherada atrás de su escritorio, los alumnos hacían un gran desorden; el cuadro era caótico.

Decidió presentarse:

“Permiso, soy el inspector de turno …¿Algún problema?”

“Estoy abrumada señor, no se qué hacer con estos chicos… No tengo láminas, el ministerio no me manda material didáctico, no tengo nada nuevo que mostrarles ni qué decirles …”

El inspector que era un “Docente de Alma”, vio un corcho en el desordenado escritorio, lo tomó y con aplomo se dirigió a los chicos:

¿Qué es esto? ” Un corcho señor “…gritaron los alumnos sorprendidos.

“Bien, ¿De dónde sale el corcho?”.

“De la botella señor. Lo coloca una máquina…”, “del alcornoque… de un árbol”… “de la madera…”, respondían animosos los niños. Continuar leyendo…

Publicado en Anécdotas, Lecturas | Etiquetado | Deja un comentario

La nuera y la suegra: La persona que ama a los otros, también será amada

Hace mucho tiempo, una joven China llamada Leese casó y fue a vivir con el marido y la suegra. Después de algunos días, no se entendía con ella.
Sus personalidades eran muy diferentes y Lee fue irritándose con los hábitos de la suegra, que frecuentemente la criticaba. Los meses pasaron y Lee y su suegra cada vez discutían más y peleaban.
De acuerdo con una antigua tradición china, la nuera tiene que cuidar a la suegra y obedecerla en todo. Lee, no soportando más vivir con la suegra, decidió tomar una decisión y visitar a un amigo de su padre.
Después de oirla, él tomó un paquete de hierbas y le dijo: “No deberás usarlas de una sola vez para liberarte de tu suegra, porque ello causaría sospechas.
Debes darle varias hierbas que irán lentamente envenenando a tu suegra.
Cada dos días pondrás un poco de estas hierbas en su comida. Ahora, para tener certeza de que cuando ella muera nadie sospechará de tí, deberás tener mucho cuidado y actuar de manera muy amigable. No discutas, ayúdala a resolver sus problemas. Recuerda, tienes que escucharme y seguir todas mis instrucciones”. Continuar leyendo…

Publicado en Anécdotas, Lecturas, Leyendas | Etiquetado , | Deja un comentario

El búho que no podía ulular: ¿Te atreverás a ser diferente?

El búho que no podía ulular es un bello cuento de Robert Fisher, con una gran lección para todos.

Trata la historia de un búho bebe, el cual fue expulsado por los otros búhos por no saber ulular, en vez de decir “who” (quien) como todos los búhos decía “why” (porque). En su travesía se encuentra con un pato joven que también fue expulsado por no saber decir “cuack”. Se hicieron grandes amigos, cuando llegaron a la ciudad, iban preguntando a las personas que pasaban, que es lo que ellas hacían por la vida y si eran felices, pues estaban buscando opciones acerca de su futuro. Y Llegaron a la siguiente conclusión:

El pato volvió a examinar sus notas: «Hasta el momento, hemos hablado con novecientas
cuarenta y siete personas. Todas trabajan para conseguir dinero y ninguna se divierte».
«Excepto cuando lo gastan», añadió Bebé Búho.
«Así es», dijo el pato.
«Cada vez que les preguntaba por qué no cambiaban de trabajo», continuó Bebé Búho, «las personas me contestaban que siempre habían estado haciendo eso o que no sabían hacer otra cosa»
Después, volvió a leer su cuaderno: «Setecientas treinta personas dijeron que les daba miedo de cambiar porque se sentían seguras haciendo lo de siempre… incluso aunque no les
gustaba»

El búho y el pato decepcionados por lo que sabían de la vida, estaban a punto de decidirse a ser como todos los demás, un buen búho y un buen pato. Continuar leyendo…

Publicado en Fábulas, Lecturas | Etiquetado , | Deja un comentario

La rosa y el sapo: Lección para no despreciar a los demas

Había una vez una rosa roja muy bella, se sentía de maravilla al saber que era la rosa mas bella del jardín. Sin embargo, se daba cuenta de que la gente la veía de lejos. Se dio cuenta de que al lado de ella siempre había un sapo grande y oscuro, y que era por eso que nadie se acercaba a verla de cerca. Indignada ante lo descubierto le ordenó al sapo que se fuera de inmediato; el sapo muy obediente dijo: Está bien, si así lo quieres.

Poco tiempo después el sapo pasó por donde estaba la rosa y se sorprendió al ver la rosa totalmente marchita, sin hojas y sin pétalos. Le dijo entonces:

Vaya que te ves mal. ¿Qué te pasó?

La rosa contestó: Es que desde que te fuiste las hormigas me han comido día a día, y nunca pude volver a ser igual.

El sapo solo contestó: Pues claro, cuando yo estaba aquí me comía a esas hormigas y por eso siempre eras la mas bella del jardín.

Moraleja:
Muchas veces despreciamos a los demás por creer que somos mas que ellos,mas bellos o simplemente que no nos “sirven” para nada. Dios no hace a nadie para que esté sobrando en este mundo, todos tenemos algo que aprender de los demás o algo que enseñar, y nadie debe despreciar a nadie. No vaya a ser que esa persona nos haga un bien del cual ni siquiera estemos conscientes.

Publicado en Fábulas, Lecturas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Fortunas del Campo: Lección para los padres

Cierta vez un acaudalado padre de familia llevó a su hijo a un viaje por el campo con el firme propósito de que este viera cuán pobres eran ciertas personas y comprendiera el valor de las cosas y lo afortunados que eran ellos. Estuvieron un día y una noche en la granja de una familia campesina muy humilde. Al concluir el viaje, ya de regreso en casa, le preguntó a su hijo:

— ¿Qué te pareció el viaje?
— ¡Muy bonito, papá!
— ¿Viste qué tan pobre y necesitada puede ser la gente?
—Sí.
— ¿Y qué aprendiste?
—Vi que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cuatro. Nosotros tenemos una piscina de veinticinco metros, ellos un riachuelo sin fin. Nosotros tenemos lámparas importadas en el patio, ellos tienen las estrellas. Nuestro patio llega hasta el muro de la casa, el de ellos hasta el horizonte. Especialmente, papá, vi que ellos tienen tiempo para conversar y convivir en familia. Tú y mi mamá deben trabajar todo el tiempo y casi nunca los veo. Continuar leyendo…

Publicado en Anécdotas, Lecturas, Reflexiones | Etiquetado , , , , , , | 3 comentarios

La conducta inexplicable siempre es explicable: ¿Quien para Juzgar…?

Un automovilista conducía con exceso de velocidad. Agredía a los demás tocando el claxon,
encendiendo las luces, vociferando. En una estrecha avenida tuvo que maniobrar bruscamente para pasar, orillando a un auto compacto que estuvo a punto de accidentarse.

El conductor del auto compacto era agresivo y venía armado, se reincorporó al camino, alcanzó al otro, le cerró el paso y se bajó furioso. El conductor apremiado le gritaba que se quitara, le llamaba estorbo, le exigía con vehemencia que se hiciera a un lado.

“¿Tienes prisa?”, le preguntó el del coche compacto, “pues será la última vez que corras tanto…” entonces le dio un balazo y lo mató.

Lo verdaderamente trágico y terrible de este caso real fue que el hombre con prisa llevaba a su hijo enfermo al hospital en el asiento de atrás… Continuar leyendo…

Publicado en Anécdotas, Lecturas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

El Buscador: Un buscador es alguien que busca, no necesariamente alguien que encuentra

Un buscador es alguien que busca, no necesariamente alguien que encuentra. Tampoco es alguien que, necesariamente sabe qué es lo que está buscando.

Esta es la historia de un hombre al que yo definiría como un buscador… Un buscador es alguien que busca, no necesariamente alguien que encuentra. Tampoco es alguien que, necesariamente sabe qué es lo que está buscando, es simplemente alguien para quien su vida es una búsqueda. Un día, el buscador sintió que debía ir hacia la ciudad de Kammir.

El había aprendido a hacer caso riguroso a estas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo, así que dejó todo y partió. Después de dos días de marcha por los polvorientos caminos divisó, a lo lejos, Kammir. Un poco antes de llegar al pueblo, una colina a la derecha del sendero le llamó mucho la atención. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores encantadores; la rodeaba por completo una especie de valla pequeña de madera lustrada. Una portezuela de bronce lo invita a entrar. De pronto, sintió que olvidaba el pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en ese lugar.

El buscador traspasó el portal y empezó a caminar lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como al azar, entre los árboles. Dejó que sus ojos se posaran como mariposas en cada detalle de este paraíso multicolor. Sus ojos eran los de un buscador, y quizás por eso descubrió, sobre una de las piedras, aquella inscripción… Abdul Tareg, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días se sobrecogió un poco al darse cuenta de que esa piedra no era simplemente una piedra, era una lápida. Sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estaba enterrado en ese lugar. Mirando a su alrededor el hombre se dio cuenta de que la piedra de al lado también tenía una inscripción. Se acercó a leerla, decía: Yamir Kalib, vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas.

El buscador se sintió terriblemente conmocionado. Este hermoso lugar era un cementerio y cada piedra, una tumba. Una por una, empezó a leer las lápidas. Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto. Pero lo que lo conectó con el espanto, fue comprobar que el que más tiempo había vivido sobrepasaba apenas los 11 años… Embargado por un dolor terrible se sentó y se puso a llorar. Continuar leyendo…

Publicado en Anécdotas, Lecturas | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Frases de la Película “Descubriendo a Forrester”

  • Perder familia…
    …nos obliga a buscar a nuestra familia.
    No siempre a la familia que es de nuestra sangre…
    …sino la que puede volverse de nuestra sangre.
    Si tenemos la sabiduría para abrir la puerta a esta nueva familia…
    …descubriremos que lo que deseábamos del padre…
    …que antes nos guiaba…
    …del hermano, que antes nos inspiraba…
    Lo único que nos quedará por decir será:
    Quisiera haber visto esto, o quisiera haber hecho aquello, o…La mayoría de ustedes son demasiado jóvenes…
    …para saber cuáles serán sus deseos.
    Pero cuando leo estas palabras…
    …palabras de esperanza, de sueños…
    …me doy cuenta de que el…
    …deseo que me fue concedido a mí, tan tarde en la vida…
    …fue el regalo de la amistad.
  • Querido Jamal,
    Alguien que conocí escribió que abandonamos nuestros sueños por miedo a poder fracasar, o peor aún… por miedo a poder triunfar. 
    Quiero decirte que aunque supe muy pronto que tú harías realidad tus sueños, jamás imaginé que yo, una vez más, haría realidad los míos.
    Las estaciones cambian, jovencito. Y aunque puede que haya esperado hasta el invierno de mi vida para ver las cosas que he visto este pasado año… no cabe duda de que habría esperado demasiado de no haber sido por ti.William Forrester Continuar leyendo…
Publicado en Lecturas, Reflexiones | Deja un comentario

Lección de 20 dolares: No importa lo que le haya pasado, usted nunca perderá su valor

Un reconocido orador iniciò su seminario sosteniendo un billete de
$ 20.00 dòlares y pregunta a su auditorio: ¿Alguien quiere este billete?
Varias personas levantaron la mano. Entonces les dijo: Alguno de ustedes
recibirà este billete, pero antes voy a hacer algo.
Tomò el billete con su mano y lo oprimiò hasta arrugarlo, luego volviò a
preguntar si ¿alguien todavìa lo querìa?. Las manos del auditorio se
mantenìan arriba. Bien, dijo el orador, ¿Y si hago esto? Tirò el billete al
suelo y empezò a pisarlo.

Despuès lo recogio sucio y maltratado del piso y volviò a preguntar si
todavìa lo querìan. Las manos continuaban arriba.
Amigos mìos -comentò el orador- han aprendido una valiosa lecciòn: no
importa lo que le hice al billete, ustedes todavìa lo quieren porque su
valor no disminuyò, pues todavìa vale veinte dòlares. Continuar leyendo…

Publicado en Anécdotas, Lecturas | Etiquetado , , | Deja un comentario

Frases de la Película “El club de los poetas muertos”

El Club de los Poetas Muertos (1989), es una película que contiene varios mensajes motivadores para esforzarnos por hacer nuestros sueños realidad…

A continuación algunas frases de la película:

  • “Carpe diem” «vive el momento»’.
  • “Oh Capitán, mi Capitán”.
  • “Me interné en los bosques porque quería vivir intensamente; quería ‘sacarle el jugo’ a la vida. Desterrar todo lo que no fuese vida, para así, no descubrir en el instante de mi muerte que no había vivido”.
  • “Toma las rosas mientras puedas;
    veloz el tiempo vuela,
    la misma flor que hoy admiras
    mañana estará muerta”.
  • “La verdad es como una manta que siempre te deja los pies fríos. La estiras, la extiendes y nunca es suficiente. La sacudes, le das patadas, pero no llega a cubrirnos. Y desde que llegamos llorando hasta que nos vamos muriendo sólo nos cubre la cara, mientras gemimos, lloramos y gritamos”.
  • “Hay un momento para el valor, y otro para la prudencia. El que es inteligente, sabe distinguirlos”.
  • “El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante, lo que no significa alocadamente; sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro; y examinándote de la asignatura fundamental: el Amor. Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida”.
  • “Sólo al soñar tenemos libertad, siempre fue así; y siempre así será”. Continuar leyendo…
Publicado en Lecturas, Reflexiones | Etiquetado , , , | Deja un comentario
Página 1 de 131234510...Última »

Recibe las lecturas en tu email

Pon tu dirección de email:

Enviado por FeedBurner